Bloque de enlaces
 
Coches Ecológicos
coche eléctrico
septiembre 2014
L M X J V S D
« may    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Archivo de la categoría ‘Hidrógeno’

JX Holdings diseña nuevo modo de transportar hidrógeno en forma líquida

El grupo petrolero japonés JX Holdings ha diseñado un modo de transportar de manera segura hidrógeno en forma líquida, lo que promete abaratar los costes de esta fuente energética más limpia y ayudar a impulsar los vehículos que funcionan con este gas.

JX-HoldingsEl sistema consiste en diluir el hidrógeno en tolueno, disolvente derivado del crudo, lo que según la empresa resulta en un líquido estable que le permitirá transportar grandes cantidades del mismo en camiones cisterna convencionales con una temperatura y nivel de presión normales, según explicó JX al diario económico Nikkei. El hidrógeno retornaría después a su estado gaseoso mediante un catalizador.

En la actualidad el transporte y almacenamiento del hidrógeno en forma gaseosa requiere de camiones especiales con tanques de fibra de carbono reforzada para poder contener a presiones altas este gas muy inestable y altamente inflamable.

Esta nueva forma de transportarlo resulta el doble de eficiente en cuanto a espacio (el líquido resultante ocupa la mitad que el mismo volumen de gas), y puede reducir también a la mitad el coste de construcción de las estaciones hidrogeneras, que pueden llegar a suponer un desembolso de unos 3,5 millones de euros actualmente (4,7 millones de dólares).

JX planea comenzar a adoptar de manera generalizada esta tecnología en 2020 a medida que vaya expandiendo su red de estaciones hidrogeneras y aumentando la producción del gas.

Esto, según la compañía, acabaría por equiparar el coste del metro cúbico de hidrógeno (que actualmente cuesta el doble que el de gasolina) al de los combustibles normales.

 

Air Products presenta la primera plataforma de botellas de hidrógeno a alta presión de su nueva flota europea

La innovadora tecnología SmartFuel® de Air Products establece la siguiente etapa en la implementación de infraestructuras de repostaje de hidrógeno

Air Products, grupo matriz de Carburos Metálicos, acaba de presentar la primera plataforma de botellas de hidrógeno a alta presión SmartFuel® capaz de transportar grandes volúmenes de hidrógeno a alta presión, a la cada vez más amplia red de estaciones de repostaje de hidrógeno SmartFuel®. Esta plataforma de botellas de hidrógeno es la primera de una nueva flota que estará disponible en los próximos meses, a una mayor presión y con un nuevo diseño.

Esta moderna plataforma de hidrógeno destaca por sus botellas fabricadas en un material composite especial para el almacenamiento de hidrógeno a alta presión. Con la nueva plataforma SmartFuel® se puede transportar hidrógeno de forma rentable desde las instalaciones de producción central hasta la estación de repostaje a una presión muy por encima de 350 bares, un aumento significativo comparado con los 200 bares de los modelos tradicionales de suministro de hidrógeno industrial. Este aumento de presión elimina totalmente la necesidad de compresión en la estación de servicio en repostajes a 350 bares, y reduce significativamente la compresión necesaria para repostar a 700 bares. Para los operadores de las estaciones de servicio esta ventaja se traduce en una menor inversión en equipos, así como una notable reducción de costes de operación y mantenimiento.

Al reducir la necesidad de compresión en las estaciones de servicio de hidrógeno se consiguen unos niveles más altos de fiabilidad, como ya ha demostrado Air Products en la estación de repostaje de autobuses SmartFuel® de Londres, donde los altos niveles de disponibilidad de hidrógeno listo para ser repostado están en línea con los estándares del sector. El concepto de suministro mediante plataformas de botellas de hidrógeno a alta presión SmartFuel® también reduce de forma significativa el espacio necesario para implementar estaciones de repostaje de hidrógeno, especialmente en comparación con las que incluyen producción de hidrógeno in situ, como la electrólisis.

La plataforma de botellas de hidrógeno a alta presión SmartFuel® que se acaba de poner en servicio ha contado con la ayuda del proyecto CHIC (Clean Hydrogen In European Cities) del programa europeo FCH JU (Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking). Tiene la capacidad de funcionar como una estación de repostaje móvil para autobuses y de servir de apoyo a la operación de los autobuses de pila de combustible de hidrógeno de Londres.

botellas-de-hidrogeno

El proyecto CHIC (Clean Hydrogen In European Cities) consiste en la integración de 26 autobuses de pila de combustible de hidrógeno en rutas de autobús y operaciones de transporte público diarias en cinco lugares de Europa: Aargau (Suiza), Bolzano/Bozen (Italia), Londres (Reino Unido), Milán (Italia) y Oslo (Noruega). El proyecto CHIC cuenta con el apoyo de la Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking (FCH JU) de la Unión Europea, con una financiación de 26 millones de euros, y entre sus 25 socios europeos se incluyen compañías suministradoras de vehículos e infraestructura de repostaje de hidrógeno.

 

Air Liquide y su apuesta por el hidrógeno

Air Liquide participa en el Salón del Vehículo y Combustible Alternativos en Valladolid con una ponencia sobre el hidrógeno como combustible.

Air Liquide cuenta con más de 50 años de experiencia en toda la cadena del hidrógeno que comprende desde la producción, hasta su distribución y el desarrollo de aplicaciones relacionadas con este sector.

De sus más de 200 unidades de producción en todo el mundo, 4 están ubicadas en España. Además, Air Liquide cuenta con dos filiales: Cryospace, que desarrolla depósitos de almacenamiento y transporte del hidrógeno para el sector espacial y Axane, que desarrolla pilas de combustible.

Air Liquide ha participado en numerosos proyectos innovadores en la aplicación del hidrógeno energía al transporte, como los Challenge Bibendum, la gira europea del Nissan X-Trail, el Programa Europeo Hychain Minitrans, la participación en el desarrollo del sistema de almacenamiento del hidrógeno para el primer avión tripulado con pila de combustible, de Boeing, así como la colaboración en la primera competición internacional de vehículos que utilizan combustibles alternativos en España, la Solar Race de Murcia.

Este año el Grupo es proveedor de la logística de hidrógeno de los vehículos oficiales de la Exposición Universal de Shanghái: 200 vehículos con pila de combustible transportarán a los visitantes e invitados durante todo el periodo de la misma y puso en marcha una flota de 20 autobuses de pila de combustible para las Olimpiadas de Vancouver.

Hidrógeno

Hidrógeno

El hidrógeno es un gas inagotable, ya que puede ser obtenido a partir de agua o podría extraerse a los hidrocarburos derivados del petróleo o del gas natural, así como de alcoholes de procedencia vegetal. Pero en estos últimos casos, el hidrógeno se obtiene gracias a una reacción química propiciada por un catalizador, lo que provoca emisiones de CO2, el anhídrido carbónico responsable del perjudicial efecto invernadero. La investigación espacial, además, aporto una nueva posibilidad. La mezcla de hidrógeno y oxígeno ya no produce una reacción térmica, sino la electricidad necesaria para alimentar un motor eléctrico. El conjunto de este tipo de motor y el elemento productor de hidrógeno se ha llamado fuell cell o pila de combustible.

Su principal ventaja es que los automóviles dotados con este tipo de motorizaciones podrían comenzar a circular inmediatamente, ya que se abastecerían en las estaciones de servicio normales, mientras que para utilizar hidrógeno líquido debería crearse toda una red de estaciones de servicio especiales.

Pila de combustible: a finales de la década de los noventa comenzó a hablarse del fuell cell o pila de combustible. En el seno de la pila, el hidrógeno y el oxígeno se combinan de forma controlada en lugar de producir una violenta exposición, generando electricidad y, como producto residual, agua.

La reacción no provoca calor; tampoco desgaste mecánico y es silenciosa. Además, el rendimiento de la pila de combustible combinada con el motor eléctrico supera el 50% de le eficacia posible, cuando los mejores motores térmicos apenas consiguen un 30-35%. La pila de combustible esta construida por infinidad de células.

La popularización de la pila de combustible puede suponer para la sociedad actual un cambio radical. Será como pasar de la sociedad del petróleo a la sociedad del hidrógeno, un elemento que se encuentra libre en la naturaleza y es prácticamente inagotable.

Pero éste es un cambio que no afectaría únicamente al automóvil. El paso al hidrógeno supone más que el asegurar un combustible económico y sin efectos contaminantes para el transporte. Significa cambiar la infraestructura de nuestras poblaciones de forma que todo pase por el hidrógeno. Sólo así, los esfuerzos que se hagan tendrán su máximo sentido.

Lo que sí parece estar claro es que la utilización del hidrógeno pasa por la pila de combustible, pese a que todavía, hay quien defiende el motor de agua apoyándose en que el agua es precisamente la mejor forma de llegar al hidrógeno.

Antecedentes

Este no es un invento reciente. Ya en 1839, el físico inglés Sir William Grove descubrió el principio teórico en el que se basa la pila de combustible. Grove inventó el primer prototipo de esta central electroquímica en miniatura, capaz de generar electricidad a partir del hidrógeno. En el interior de la pila de combustible se produce una reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno, en el transcurso de la cual se liberan electricidad y calor.

El producto resultante es agua (H2O). La pila de combustible tiene estructura de sandwich: entre dos electrodos porosos de papel de grafito se encuentra el electrólito, una lámina plástica permeable a los protones o membrana de polímero.

Puesto que la tensión producida por una sola pila es reducida, la solución consiste en alinear varias pilas formando bloques o unidades de pilas de combustible. La energía eléctrica producida por estas unidades acciona el motor eléctrico del vehículo.

Desde el punto de vista del automóvil, la pila de combustible empieza a notar secretos. General Motors, Toyota, Hyundai y Mercedes tienen prototipos sometidos a pruebas desde hace más de una década en los que empiezan a obtener resultados interesantes que los colocan al mismo nivel que los coches actuales en prestaciones.

La fiabilidad del mecanismo –las membranas son el punto más delicado– empieza a ser adecuada e incluso el precio del mismo, se ha reducido ya lo suficiente como para pensar que en cuanto se pudieran aplicar economías de escala, podría empezar a er asequible para una parte del gran público.

¿Cómo almacenarlo?

Por el momento, parece también decidido el estado en que se almacenará el hidrógeno. Se ha optado por comprimirlo, aunque esta sea una solución menos eficiente que la de licuarlo. Pero licuado, tiene problemas de seguridad puesto que, en caso de accidente, puede congelar cualquier cosa próxima a un escape del depósito y, en caso de producirse el escape en un espacio cerrado, como un garaje, puede dar lugar a una explosión. Además, aunque contiene 2,6 veces más energía por unidad de masa, necesita cuatro veces más volumen de almacenaje.

Esto implica que para asegurar la misma autonomía al vehículo, necesita al menos un 50% más de volumen de depósito que necesita estar perfectamente aislado y con un sistema que lo mantenga a muy baja temperatura para evitar su evaporación. Y todo esto implica mayor peso.

Sin embargo, al final todo pasa por la creación de una infraestructura que asegure el suministro de hidrógeno. En la actualidad se producen 500 millones de toneladas métricas al año a un precio que oscila entre 1,1 y 1,5 euros el kilo. Más del 90% de esta producción queda en manos de las empresas petroleras que lo necesitan para los procesos de refinado del petróleo y la producción de sus diferentes componentes.

Para animar a la creación de esta infraestructura son los propios fabricantes los que están llevando la iniciativa, en muchos casos, asociándose a empresas petroleras, como el caso de Shell y General Motors, que ha permitido ya desarrollar una especie de pequeñas plantas de obtención de hidrógeno a partir del agua para suministrarlo a los coches que reposten.

En este proceso, igual que en la pila de combustible, se produce calor y energía eléctrica que podría ser utilizado para usos domésticos en las poblaciones si la producción de hidrógeno se hiciera a gran escala.

El circulo se podría cerrar una manera virtuosa si el aporte de energía para iniciarlo tuviera su origen en energías renovables como la solar –así lo proponía un estudio realizado por BMW y Asea Brown Bovery– pero los más realistas apuntan a que sólo la energía nuclear podría asegurar el suministro necesario. Fuente: www.elmundo.es

Ventajas del Hidrógeno

Fuente de energía poco contaminante y silenciosa
Eficiente y rentable a medio plazo
Expulsa vapor de agua y calor
Permite arrancar a 30 grados bajo cero
Pilas combustibles mejoran el rendimiento
100% ecológico

La Unión Europea quiere usar el hidrógeno como combustible

El grupo de los veintisiete apoyó la propuesta de la Comisión Europea de iniciar una investigación sobre el uso del elemento químico para este fin, en la que invertiría 470 millones de euros.

El proyecto está a cargo del sector público y privado y Bruselas espera que la industria haga un aporte económico equivalente al del público a lo largo de seis años.

La decisión se tomó en una reunión celebrada en la capital belga por los ministros responsables de Competitividad de la UE, quienes llamaron al proyecto como “iniciativa tecnológica conjunta”, en el que pretenden ofrecer la cooperación a las empresas en el ámbito tecnológico.

El objetivo primordial del proyecto es que el hidrogeno sea una realidad en el mercado automovilístico entre el 2010 y el 2020. Para esto contarán con la administración de la empresa española Nuevas Tecnologías para la Distribución Activa de la Energía, NTDA.

A su vez, la Comisión europea prevé impulsar la comercialización de automóviles que utilicen este tipo de energía limpia. Para este fin, Bruselas propone establecer un modelo único de homologación que les permita a los fabricantes de automóviles pasar del motor basado en la gasolina a uno que utilice el hidrógeno como fuente de energía.

Según un informe encargado por la Comisión Europea y difundido hoy, “la introducción del hidrógeno como fuente energética podría reducir en un 40 por ciento el consumo de petróleo en el sector del transporte por carretera de aquí al año 2050”.

El estudio insiste en que, aunque el hidrógeno es una de las “opciones más realistas” para la sostenibilidad en el sector del transporte, el empleo de esta tecnología necesita de la aplicación de cambios graduales en todo el sistema energético.

El Parlamento Europeo aprueba la homologación de los coches que funcionan con hidrógeno

Se pretende que los fabricantes no tengan dificultades para comercializar el mismo vehículo en diferentes países

La homologación de los vehículos a motor que funcionan con hidrógeno quedó esta semana aprobada por amplia mayoría en el pleno del Parlamento Europeo. Esta decisión, que llega después del acuerdo político alcanzado con el Consejo de la Unión Europea en junio, supondrá que pronto verá la luz una nueva directiva europea por la que se incluirán los coches a propulsión de hidrógeno en los sistemas de homologación europeos, lo que facilitará su comercialización a medio plazo.

La Comisión Europea, promotora de la iniciativa, pretende que las las normas de fabricación de estos nuevos vehículos se armonicen, de modo que no se creen diferentes mercados fragmentados dentro de Europa y que serían un obstáculo al comercio intracomunitario y a la propia fabricación. La idea de fondo es reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera de los combustibles sólidos tradicionales pero, según debatieron en Bruselas, siempre que se garantice que la fabricación del hidrógeno con el que se propulsarán estos nuevos motores se haya producido a partir de fuentes de energía renovables.

Bruselas ha puesto en marcha, con el cometido de materializar el proyecto de que dentro de unos años sea posible tener coches de hidrógeno con la consiguiente red de estaciones de servicio para abastecerlos, una red de investigación. Y es que esta tecnología no debe ser sólo respetuosa con el medio ambiente, sino que tiene que ser sostenible a financieramente, es decir, que los nuevos coches puedan ser más baratos que los tradicionales para tener compradores.

Actualmente, un fabricante que pone un vehículo de hidrógeno en el mercado de un país europeo, con el consiguiente respeto de sus estándares de seguridad, encuentra después dificultades para comercializar ese mismo vehículo en otro Estado miembro. Según cálculos de la CE, armonizar los estándares de los vehículos de hidrógeno supondrá un ahorro para los fabricantes de hasta 124 millones de euros entre 2017 y 2025. 5/9/2008

Científicos de Corea consiguen la fabricación de hidrógeno 30 veces más barato

Científicos en Corea del S & P Energy Research Institute han elaborado una forma de fabricación de hidrógeno 20-30 veces más barata que los métodos actuales.

Actualmente la electrólisis a través de la cual se genera hidrógeno necesita aproximadamente de 4 a 4,5 kWh de energía por cada metro cúbico de gas H2, pero el nuevo método de Corea (al parecer un proceso químico)

Éste nuevo método desarrollado por el equipo del Dr Sen Kim solamente demanda 0,1 kWh, con los ahorros de costes de producción. Este método puede contrarrestar el excesivo gasto supuesto en procedimientos de producción actuales,

El hidrógeno podría convertirse en uno de los combustibles del futuro, y una reducción de sus costes de fabricación parece una fantástica manera de ayudar a inaugurar en una época de hidrógeno. Fuente. gizmodo.com

Hidrógeno a partir de material celulósico

Investigadores de las universidades de Virginia y Georgia han logrado producir hidrógeno a partir de material celulósico mediante un “cocktail” de 14 enzimas, una coenzima y agua, a una temperatura de 90 grados

Este método aporta importantes avances sobre los conocidos hasta ahora, como son un mayor rendimiento en la generación de hidrógeno que la fermentación natural y una mayor cantidad de energía química que la obtenida a partir de azúcares. Se trata del método de mayor rendimiento conocido hasta ahora de producción de hidrógeno a partir de biomasa.

Los investigadores han utilizado para este trabajo chips de Madera, pero se puede utilizar igualmente cualquier tipo de material celulósico como paja o cañas y el hidrógeno generado se podría utilizar para cargar pilas.

Motor de hidrógeno

Motor de hidrógeno

El uso del hidrógeno es el método más limpio que se conoce, puesto que no produce ningún residuo, aparte de vapor de agua, que es inocuo. El mecanismo es relativamente sencillo: en una membrana especial se ponen en contacto el hidrógeno y el aire ambiental. La mezcla genera una reacción eléctrica que se canaliza hacia el motor y las baterías.

Lo complicado es embarcar el hidrógeno en los coches, puesto que hace falta bastante cantidad y, lo que es peor, es un elemento altamente inestable. Algunas investigaciones apuestan por embarcarlo a presión, en estado líquido o gaseoso, pero hacen falta depósitos muy pesados para evitar que se evapore.

Otros apuestan por depósitos que llevan dentro una especie de malla metálica que “atrapa” el hidrógeno y lo libera poco poco. Por último, la tendencia con más posibilidades de imponerse, es el reformado de hidrocarburos. Consiste en llevar en el coche gasolina o cualquier otro derivado del petróleo y hacerlo pasar por un dispositivo que separa el hidrógeno del resto de elementos del líquido en cuestión. Es un poco más contaminante, pero también muy limpio.